Dos cámaras parecidas, y dos cámaras muy diferentes. Esta comparativa entre Olympus OM-D E-M5 Mark III vs Fujifilm X-T30 se basa en la esencia de la fotografía urbana. Tecnología moderna contra fotografía purista. ¿Cuál de las dos deberías comprar?

Tabla de contenidos

La batalla acaba antes de empezar

Puede que esta sea una de las comparativas más cortas de la historia. Y es que me quedaría sin duda alguna con la Olympus OM-D E-M5 Mark III. ¿Por qué? Por el sistema de estabilización de imagen. Un sistema de estabilización en el sensor de cinco ejes, que es capaz de compensar hasta 6,5 paradas con objetivos compatibles. Ya os hablamos a fondo de lo especial que es en nuestras opiniones iniciales sobre la cámara.

Leer otras comparativas

Y eso literalmente nos da la posibilidad de hacer fotografías incluso aunque nos estén temblando las manos, sin ningún miedo a que las fotografías salgan trepidadas.

Gracias a este sistema de estabilización en el sensor, consideramos que la Olympus OM-D E-M5 Mark III es la mejor cámara para viajes para usuarios avanzados.

Olympus OM-D E-M5 Mark III Estabilizador

La Fujifilm X-T30 no cuenta con sistema de estabilización en el sensor, sino que el sistema de estabilización está presente en los objetivos. Pero en cualquier caso, no da la opción de estabilizar de forma tan profunda como cuando el sistema está integrado en el propio sensor.

Para mí, el resto de las diferencias no es suficientemente relevante como para que pueda compensar la ausencia de la estabilización en el sensor. Pero hay diferencias, e incluso algunas que juegan a favor de la Fujifilm X-T30.

Comprar Fujifilm X-T30

Comprar Olympus OM-D E-M5 Mark III

Micro Cuatro Tercios vs APS-C

La batalla entre ambas cámaras también es una batalla entre sensores PAS-C y sensores Micro Cuatro Tercios. El sensor de la Fujifilm X-T30 es más grande. Eso implica unos píxeles más grandes, y por tanto, un mejor rendimieno ISO. O al menos, así debería ser, aunque a esto también contribuye el resto de componentes de la cámara.

Aun así, la Fujifilm X-T30 no ofrece un rendimiento ISO tan superior, por lo que tampoco compensa en este aspecto.

No obstante, la cámara sí destaca por el nivel de detalle del color. Sin duda, si eres un fotógrafo obsesionado con el paisaje y con la calidad en la imagen y el detalle, la Fujifilm será una cámara que te encantará, mientras que en la Olympus verás alguna carencia.

Olympus OM-D E-M5 Mark III

Si hablamos de vídeo, no hay duda

Cuando hablamos del vídeo, aquí tampoco hay duda sobre qué cámara elegir. La Olympus OM-D E-M5 Mark III cuenta con el sistema de estabilización, que nos da la posibilidad de grabar sin tener que utilizar un sistema adicional de estabilización tipo Gymbal. Eso es fantástico.

Pero además, alcanza la resolución Cinema 4K, todavía más amplio que el 4K estándar con el que cuenta la Fujifilm X-T30, y que demuestra el énfasis que ha puesto la marca en producir una cámara capaz de ser una buena opción para los usuarios que se dedican a la grabación y producción de vídeo.

Un casi empate técnico

Entre las dos cámaras hay muchos parecidos. Las dos son mirrorless, las dos cuentan con un diseño bastante elegante, están pensadas para fotografía urbana, y ofrecen un rendimiento de batería parecido.

No obstante, hay elementos de la Olympus que destacan. Por ejemplo, cuenta con un diseño sellado, y preparado contra las inclemencias, una característica que pro lo general solo está presente en las cámaras de nivel profesional. Además de esto, su capacidad en vídeo y la estabilización la convierten en una cámara más completa, y si a esto le sumamos una pantalla abatible, tenemos una cámara que sobre el papel es mejor, y en la práctica también.

A priori, son cámaras de nivel parecido, pero si hay que elegir una, la decisión es bastante clara, y juega a favor de Olympus.

Comprar Fujifilm X-T30

Comprar Olympus OM-D E-M5 Mark III