Tranquilo, si has comprado otra mirrorless porque dijimos que Nikon no iba, de momento, a presentar un nueva mirrorless, no te preocupes. Nikon no lanzará una cámara sin espejo aún. Pero el porqué es realmente interesante. Y es que las características con las que podría contar la nueva mirrorless de Nikon serían realmente impresionantes.

¿Por qué Nikon no lanza aún una cámara mirrorless?

Si bien es cierto que yo no puedo saber con precisión por qué Nikon no lanza una cámara mirrorless, sí que es cierto que los datos sobre las novedades en las que podría estar trabajando Nikon nos dan una pista.

Nikon Camara Metal

Está claro que el sector de cámaras mirrorless está dominado ahora mismo por marcas como Sony y Fujifilm. Canon está intentando entrar en la gama media, pero lleva ya unos años presentado cámaras sin espejo y, sinceramente, no son mejor opción que las cámaras de Sony o Fujifilm. También tenemos las Olympus y Panasonic en el formato micro cuatro tercios, que son opciones fantásticas.

Nikon sería la última compañía (nos olvidamos de Pentax) en presentar una cámara sin espejo. ¿Alguien compraría una Nikon que no llega al nivel de una Fuji, una Sony, o incluso una Canon sin espejo, solo por llamarse Nikon? Es improbable.

Pero, ¿y si la Nikon fuera una cámara mejor que la de sus rivales? ¿Y si fuera MUCHO mejor que la de sus rivales?

La Nikon P1000 llegaría en 2018

Una Nikon mirrorless con obturador electrónico global

Si habéis seguido la actualidad del mundo de la fotografía habréis leído alguna vez del obturador global. Puede parecer poco relevante, pero es el futuro de la fotografía, y de él depende de que las mirrorless por fin sean mejores opciones que las réflex.

El obturador es el elemento que determinado cuánto tiempo el sensor está expuesto a la luz. Hasta ahora, el obturador más útil es el mecánico. Es una cortinilla de plástico, metal o de otro material, que se cierra para que no llegue luz al sensor, y que se abre cuando debe llegar luz al sensor. El sensor es electrónico. En las cámaras mirrorless ni siquiera hay espejo. Pero a pesar de todo ello, el obturador que más se utiliza es el mecánico.

No existe ninguna otra forma de conseguir controlar la luz que llega al sensor de forma inmediata. Bueno, existe el obturador electrónico. El obturador electrónico, en realidad, no existe como tal. Lo único que ocurre es que el sensor se activa y desactiva solo para captar la luz. El problema es que no se ha conseguido que se activen todos los píxeles del sensor a la vez, sino que se van activando por líneas. Esto genera un efecto negativo al hacer fotos a elementos en movimiento. Por ello, el obturador mecánico sigue siendo imprescindible, a pesar de que algunas cámaras como la Sony A9 se basen principalmente en el obturador electrónico (pero sigue teniendo carencias).

Canon M50, la cámara mirrorless que promete acabar con las réflex

El desarrollo del obturador global es clave, pues conseguiría que todos los píxeles del sensor se activen simultáneamente. Esto no solo haría que las mirrorless fueran mejor que las réflex, sino que conseguiría velocidades que hasta ahora no se han conseguido nunca. Sincronizaciones con el flash a niveles increíbles. Y la eliminación de componentes mecánicos en la cámara. Sería una revolución para las mirrorless y para las réflex.

Pues bien, hay una compañía en Israel, TowerJazz, que trabaja en un obturador global para un sensor Full Frame que parece estar ya casi listo, y que afirma estar trabajando ya con una gran compañía del mundo de la fotografía. Todo parece indicar que se trata de Nikon.

100 megapíxeles, y estabilización óptica en el sensor

Por si esto fuera poco, en el último CP+ Show, Nikon ya ha afirmado en múltiples entrevistas que está trabajando en un sensor de 100 megapíxeles de formato Full Frame, y en la estabilización óptica integrada en el sensor, clave en cualquier cámara mirrorless.

La Nikon DF2 será una combinación de la Nikon D5 y la Nikon D850

Si queréis puedo realizar yo la suma de todos los elementos para conseguir el resultado: Cámara mirrorless con obturador global, con un sensor Full Frame de 100 megapíxeles, y con estabilización óptica de imagen integrada en el sensor.

Si Nikon presenta esa cámara, indudablemente será una de las mejores cámaras del mercado. Y por lo general, a Nikon le gusta presentar cámaras que presuman de contar con ese título, aunque se presenten después.

Las posibilidades son múltiples. Puede que Nikon no la lance nunca. Puede que la lance en 2019, o en 2020, o puede que cuando la lance ya haya otras iguales en el mercado. Pero de momento, lo más probable es que esa sea la estrategia que va a seguir Nikon, ya que llega tarde al mercado de las cámaras sin espejo.